Translate

viernes, 1 de febrero de 2013

La difícil tarea de elegir


Joyti, en la prueba de escritura / B. H. H.
Jyoti escribe en una pequeña pizarra algunas de las letras que su padre, barbero de profesión, le ha enseñado. Soma Chakraborty, una de las profesoras y coordinadora de Educación en el centro de Dashashwamedh, quiere saber cuál es su nivel educativo. Es la segunda entrevista que tiene con esta familia, después de que vinieran hasta nuestro centro de Dashaswamedh para pedir que matriculásemos a su hija en el programa de Semilla. Soma conoce a la perfección el procedimiento de selección de las familias con las que trabajamos en los proyectos educativos: es la persona que desde 2010 acompañaba a María, a los pocos meses de fundar la ONG en Varanasi, en la tarea de elegir a las familias que más ayuda necesitaban, tanto del barrio de Sigra como de la zona de Bengali Tola, donde está nuestro centro de Dashaswamedh.

Parece que todas las características de Jyoti, además de la escritura, encajan con el perfil de nuestros alumnos: Su casa es una habitación muy humilde donde la pequeña, de cinco años y medio, vive con sus padres y hermanos. La vivienda está en una zona cercana a los ghats en Benarés, en un terreno donde hay construidas algunas chabolas, que también dan cobijo a otros niños y niñas de nuestro programa, como el pequeño Rohit. Jyoti es la mayor de tres hermanos; le sigue Vikash de dos años y Manish, de año y medio.

Así que Jyoti será una de las niñas que en febrero se incorporará al programa de clases preparatorias de Semilla. Si tras unos meses de prueba, su asistencia y progreso son buenos, pasará más tarde a ser escolarizada, una vez reciba el apoyo de un padrino o una madrina.

Soma, en la 2ª entrevista con la madre de Joyti. / B.H.H.
“Al menos buscamos que el padre tenga un trabajo: puede que sea conductor de un rickshaw o que sea barquero y que se dedique a ello sólo unas horas, pero al menos sabemos que podemos confiar en él y que es una familia seria”, asegura la coordinadora de Educación. La elección de las familias es una gran responsabilidad pero gracias a que “el boca-oreja” funciona, los proyectos crecen y es, en parte, por la buena reputación de la organización entre la comunidad: “Muchas veces son ellos los que nos vienen a buscar porque alguno de sus vecinos ya nos conocen y quieren que también los ayudemos”, explica Soma.

Una vez que el equipo de Semilla evalúa a la familia, se les confirma si reúnen las características para formar parte del programa educativo y si es así, son los padres los que se acercan hasta el centro de Dashaswamedh para rellenar el formulario con todos los detalles de su situación: nivel de estudios, trabajo, número de miembros en la familia, dirección, fotografía de la familia y documentos de identificación. “Confían en nosotros. Si no lo hicieran no mandarían a sus hijos a nuestras clases, para ellos al principio somos unos desconocidos”, explica Soma tras recoger todos los datos de la familia de Jyoti. Y la sensación de que estás plantando una semilla es inmediata: “Enseñad a mi hija, por favor” se despide Manoj Sharma, su madre, con una amplia sonrisa. ¡Bienvenida a Semilla para el Cambio, Jyoti!

viernes, 18 de enero de 2013

Buenos propósitos para 2013


Las profesoras, Cristina y Laura en una de las reuniones

Se suele decir: ¡Año nuevo, vida nueva! Y es que enero es el mejor momento para renovar nuestros propósitos y añadir alguno más. El equipo de Semilla para el Cambio ha decidido que el objetivo de 2013 debe ser consolidar cada uno de los proyectos que hay en marcha. Hay mucho trabajo y hay que priorizar, así que hemos empezado con los proyectos educativos, que constituyen el eje principal de actuación de la Ong.

Algunas puntos básicos de la formación del profesorado
Cristina y Laura, dos de las voluntarias encargadas de la gestión y de la supervisión del área de Educación, junto con la ayuda de la profesora Ratika, han puesto en marcha un plan de formación para nuestras profesoras. El objetivo es que las clases sean más dinámicas, que no haya tantas repeticiones y memorización como en el sistema educativo indio; que las profesoras conozcan las necesidades de cada niño/a, y que ayuden a aquellos que tienen más dificultades, además, de cuidar la higiene y les trasmitan valores como la generosidad, la solidaridad y el compañerismo.    

¡Y lo mejor de todo es que los resultados ya se están notando! Las 8 profesoras que trabajan en Semilla: Ratika, Antara, Ritu, Deepmala, Champa, Suboshree, Rumpa y Soma han participado activamente en las primeras reuniones proponiendo nuevas ideas, nos han transmitido sus dudas y su experiencia como docentes y como parte del equipo de Semilla. Lo importante es que se las ve muy motivadas por mejorar la metodología, aunque eso les suponga un esfuerzo extra.

No es un adiós, es un hasta pronto


Carlos, en un momento divertido en Varanasi
Ayer despedimos a Carlos, uno de los voluntarios que ha ayudado a poner en marcha el proyecto de promoción de Salud, como ya os contamos en una entrada anterior. Le gustaba definirse como el chico vespa: “Ves pa’llá, ves pa’acá”…Y es que desde que llegó a Semilla no ha parado: reuniones con las promotoras de salud y la médico encargada; inspección de los slums; compras de uniforme para los niños y niñas en el proyecto educativo y cualquier otro recado imprevisto que surgiera. Desde aquí, te agradecemos tu esfuerzo y trabajo y te deseamos lo mejor. Varanasi va a echar de menos tu punto de locura, pero sin duda….¡Nosotras te vamos a echar de menos!


El festival de las cometas: ¡Feliz Makar Sankranti!

Ananda, Laura, Marta y Putul, con sus cometas
El pasado lunes celebramos Makar Sankranti, el conocido festival de las cometas en India. Para el Hinduismo es uno de los días más especiales y mágicos para tomar un baño sagrado. Además, en esta ocasión, ha coincidido con el comienzo de la Maha Kumbh Mela, la congregación religiosa más grande del mundo que se celebra cada 12 años en una de las ciudades sagradas de la India, en este caso coincide en Allahabad (Uttar Pradesh), por donde también pasa el Ganges.

En cada región hay distintas costumbres, pero una de las más bonitas y coloridas es la de volar cometas. Adultos y niños suben a sus terrazas para competir por ver quién es el que la mantiene más tiempo en el aire y quién la sube más.  Por eso Ananda, la hija de nuestra compañera Cristina, Laura, Marta y Putul, nuestra cocinera, y yo no pudimos resistirnos y subimos hasta la terraza de nuestro centro de Dasashwamedh para probar suerte. El resultado os lo podéis imaginar: hace falta mucha experiencia para conseguirlo, asi que seguiremos practicando para el año que viene…¡Hasta la próxima!  

viernes, 21 de diciembre de 2012

Silencio, se rueda… ¡Feliz Navidad!



Los niños y niñas de Semilla en un momento del rodaje
“Preparados, cuando suene la música…¡Empezamos!”. El día de rodaje de nuestro vídeo navideño fue un día especial para todos. Para los niños y niñas de Dashashwamedh que participaron en el baile y para el equipo de Semilla que lo preparamos y rodamos.

¿Quién mejor que una niña para hacer una coreografía para niños? La voluntaria más joven que ha tenido Semilla hasta ahora, Ananda, hija de nuestra compañera Cristina, se encargó de los pasos del baile que veis en el comienzo del vídeo. Y la demás historia surgió de la mente hiperactiva de Laura, que junto con Marta, Carlos y conmigo nos encargamos de la parte de producción: la música, el confeti, las letras de cartón y ese enorme corazón… ¡Donde cabéis todos!


Parte del equipo de Semilla durante el rodaje
Y por supuesto, sin la ayuda y la paciencia de las profesoras Rumpa, Antara y la coordinadora Soma, no hubiera sido posible que en unas horas tuviéramos la felicitación navideña grabada.Y es que la Navidad ha llegado a Varanasi y lo ha hecho casi sin darnos cuenta. Aquí no hay luces ni villancicos, así que las voluntarias y voluntarios de Semilla somos los que ponemos ambiente festivo a estos días: con las felicitaciones que nos llegan desde España y las ganas de reunirnos con nuestra nueva familia en India.




Formación de las promotoras

La doctora y los coordinadores con las promotoras
El nuevo proyecto de promoción de salud ha arrancado a buen paso y ya desde la semana pasada, Mukta Tripathi, la médica local elegida por Semilla, ayuda y forma a las promotoras de salud en los conceptos básicos de los primeros auxilios: cómo funciona un termómetro, cómo se lavan y se curan las heridas, cómo se aplican los medicamentos vía ocular, entre otros procedimientos.

La respuesta en estas primeras reuniones ha sido muy positiva: “Algunos conceptos ya los conocían y tienen muy buena disposición a la hora de seguir aprendiendo, las he visto muy receptivas”, aseguraba Tripathi tras la primera reunión. En total serán más de 20 horas de formación con mujeres que los coordinadores del proyecto han elegido de cada comunidad.


Tejiendo lazos en Varanasi 




Los niños de Jeevan School tras su actuación en BHU
En esta última semana también fuimos invitados a participar en unos talleres que Jeevan School, otra ONG que trabaja en Varanasi, realizaba en la Universidad de Benarés (BHU, en sus siglas en inglés) junto a otras organizaciones que también desarrolla proyectos para ayudar a la infancia más desfavorecida. Marta, Carlos, Laura, Cristina, Virat y yo pudimos disfrutar de una función de teatro de los niños y niñas que son sus beneficiarios, la mayoría de ellos con problemas de visión, e intercambiamos direcciones e información con las demás ONGs que participaron en el encuentro. 

Los talleres trataron temas muy interesantes, desde la necesidad de concienciar e informar sobre el Sida; la importancia de las relaciones laborales; la planificación de proyectos; cómo incentivar las clases de inglés con juegos y la forma de gestionar de una manera sostenible. La experiencia piloto nos pareció muy interesante, asi que nos emplazamos a volver el año que viene.

Este es el final de un año lleno de progresos y nuevos proyectos y queremos que el 2013 venga con las mismas ganas que lo hizo 2012. ¡Feliz Navidad y próspero Año Nuevo 2013 a todos!

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Más salud y más voluntarios

Laura, Carlos y Vivek hablan con miembros de uno de los 'slums'
En Semilla para el Cambio no paramos de sumar esfuerzos. Esta vez, y gracias a la financiación de Farmacéuticos en Acción, esta semana hemos puesto en marcha un nuevo proyecto de salud: promoveremos la educación sanitaria de las familias que viven en los slums (barrios chabolistas) a través de personas de su misma comunidad para que conozcan las reglas básicas de higiene y cuidados de la salud necesarias para mejorar su día a día: cómo curar heridas, prevenir enfermedades infecciosas, realizar un seguimiento de las embarazadas y de los enfermos crónicos, entre otras cuestiones. La buena noticia es que de esta iniciativa se beneficiarán alrededor de 800 personas, entre adultos y niños.

El trabajo de campo ya lo hemos empezado. Vivek, uno de los coordinadores del proyecto, junto a Laura y Carlos, dos de los voluntarios de Semilla, han visitado los slums para realizar un estudio de cuál es la situación de cada comunidad en la que trabajamos, cuáles son sus hábitos de higiene y salud y ya están preparando los materiales informativos para que el equipo médico que formará a las promotoras lo tenga todo listo para su formación. Estas mujeres elegidas en cada slums serán las que velen por ellos. Queda mucho trabajo por delante pero estamos muy ilusionados con lo que este proyecto significa para la gente con la que estamos implicados.

Despedidas y nuevos voluntarios: Silvia, Manuel, Carlos y Marta

Manuel y Silvia, con su tarta de despedida
La vida en India está llena de despedidas y bienvenidas. Aquí todo fluye más rápido pero también de manera más intensa. Manuel y Silvia, de quienes no os habíamos hablado todavía, nos han acompañado este último mes y medio como parte del equipo de voluntarios de Semilla. Silvia, periodista y cooperante, ha sido una pieza fundamental para el departamento de Comunicación, donde se mueve como pez en el agua. Manuel, que ha trabajado en otras organizaciones en la gestión de apadrinamientos, ha sabido darnos grandes consejos. Y su apoyo logístico ha sido clave: siempre estaba dispuesto a traernos chai (té que tradicionalmente se bebe en India) cuando más lo necesitábamos. Son dos apasionados de la cultura india con una energía inagotable que contagian alegría y buen rollo allá donde van. Estamos seguros de que los vamos a echar mucho de menos.

Carlos, en la escuela de Sigra
Pero en este mes y medio también ha habido bienvenidas. A Carlos y Marta, que se han unido al equipo de voluntarios que ya formábamos Cristina, Laura y yo. Carlos, que estará con nosotros hasta febrero, se ha incorporado desde el principio del nuevo proyecto de salud que os hemos anunciado al comienzo de este post. Trabaja, junto con Laura, recopilando todo el material necesario para el equipo médico, además de participar en las cuestiones logísticas de los proyectos educativos de los niños y niñas de Sigra y Dasashwamed. Su experiencia como miembro del Ateneu rural Más Franch, una cooperativa catalana que busca la transformación social y ecológica, y su interés por la Permacultura, seguro que nos aportará grandes ideas para una gestión más sostenible.

Marta también es un nuevo fichaje para nuestro equipo. Ha sido la última en llegar pero ya está totalmente integrada en nuestro ritmo de trabajo. Ya ha podido visitar todos nuestros proyectos, los slums donde trabajamos y estará encargada de ayudarnos en la tarea de sensibilización y en la búsqueda de fondos. Seguro que también es una fuente inagotable de nuevas ideas y aire fresco, por su vitalidad natural y su experiencia previa trabajando en distintas organizaciones que buscan y promueven la integración social de inmigrantes en España. 

Diwali, el festival de la luz

Velas en el festival de Diwali
No queríamos despedirnos hoy sin dejaros, al menos, una foto de Diwali, un festival que se celebra durante cinco días en toda India. Las familias se reúnen para realizar distintos ritos, como preparar velas que reparten por toda la casa y dar la bienvenida a Lakshmi, diosa de la prosperidad y la fortuna. Lo que véis son las velas del ritual que los voluntarios y María hicimos en el centro de Dashaswamed.

También, en la noche principal de Diwali se lanzan fuegos artificiales desde las terrazas de las casas, con la creencia de que alejará a los malos espíritus. Desde la caída del sol, en cada rincón de India se escucha el sonido de los petardos. Horas y horas de fuegos artificiales que se convierten es una explosión de color en el cielo de Varanasi. ¡Hasta la próxima!

domingo, 18 de noviembre de 2012

Un año más




Empleados/as y voluntarios/as de Semilla para el Cambio en Varanasi
Un año más hemos tenido almuerzo de empleados y voluntarios en Varanasi de Semilla para el Cambio. Esta reunión es un buen momento para dar la bienvenida a los que llegamos en esta temporada y a los que se han ido uniendo al proyecto.

Todos los coordinadores, los voluntarios españoles, las mujeres de Marina Silk, las profesoras y el resto de empleados disfrutamos de poder charlar fuera del trabajo. Y María nos emocionó con sus palabras de agradecimiento, a los postres. “Hace un año por estas fechas también nos reunimos y Soma estaba a punto de dar a luz. Hoy su hijo tiene un año y el equipo de Semilla también ha crecido. De ser 10 empleados, ahora son 16 y 6 voluntarios. Me gustaría agradeceros a todos el esfuerzo y el trabajo que realizáis cada día para que el proyecto siga adelante”.

El apoyo de los padres de Sigra

Algunas de  las madres de Sigra con Vivek y María
Este mes, como viene siendo habitual, se celebró la reunión con los padres de los alumnos del centro de Sigra para informarles de la evolución de sus hijos: entre otros temas se trató la falta de regularidad de unos pocos niños que hacen pellas y se consultó con los padres sí podía deberse a las muchas actividades que incluye nuestro programa educativo. Su respuesta nos pilló por sorpresa: “Queremos que sigan teniendo las mismas horas de clase, si dejan de venir puede que vuelvan a trabajar recogiendo basura”. Esas palabras, sin lugar a dudas, nos dan fuerzas para seguir adelante. Después del tirón de orejas a sus padres esperamos que la situación de estos niños mejore.

De festival en festival: Durga Puja

Durga lucha contra uno de los demonios y vence
Si digo que la población de Varanasi se duplica en Durga Puja (Festival religioso dedicado a la diosa Durga) creo que no exagero. En cada barrio, las “cofradías” montan un altar de Durga, acompañada de Ganesha, Laxmi y Saraswati, por las que durante tres días los vecinos pasan a presentar sus respetos. Las luces que adornan cada balcón se entremezclan con los altavoces desde los que se escucha la música de estos altares. Y cada uno de ellos tiene su propio estilo: desde los que imitan el famoso templo Mahabodhi de Bodh Gaya, hasta aquellos que, a modo de castillo del terror, puedes entrar por turnos, entre empujones de nerviosismo y alegría, para ver una representación de como Durga lucha y vence a los demonios. Y luego llega el momento de devolver a la naturaleza lo que se ha creado para festejar esos días: todas las estatuas, hechas de paja y barro, son sumergidas en el río Ganges, envueltas en más rituales de bendición y gratitud.

Para el próximo capítulo os contamos como ha sido nuestro Diwali, el festival de la luz en India, y la llegada de otra compañera más, Marta, que se incorpora al equipo de voluntarias. ¡Hasta la próxima!